14 de mayo de 2013

El nuevo mandamiento del amor




Jn 15,9-17

“En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: ‘Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

‘Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado. Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.

‘No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda. Lo que os mando es que os améis los unos a los otros’”.

COMENTARIO

Jesús le pide a los que le escuchan que han de guardar los mandamientos de la Ley de  Dios. Había venido, como había dicho otras veces, a hacer que se cumpliera hasta el último acento de la misma y para que se comprendiera que así se amaba a Dios.

Jesús da, entonces, el nuevo mandamiento: amarse los unos a los otros como Él, justamente, como Él nos había amado. Y lo había hecho hasta el extremo de dar la vida por sus amigos porque a todos nos llama amigos. Y eso es lo que nos pide.

Dice Jesús algo que es muy importante y que no deberíamos olvidar nunca: no somos nosotros los que elegimos a Dios sino que es Dios quien nos elige a cada uno. Y quiere que vayamos al mundo y demos fruto y el mejor fruto es, precisamente, amarse unos a otros.


JESÚS, nos pides que nos amemos. Lo dices con mucha insistencia porque sabes que no siempre lo hacemos. Y, en efecto, no siempre lo hacemos…





Eleuterio Fernández Guzmán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada